Bicky Ramírez
Chilanga de nacimiento, oaxaqueña por convicción. Como fotoperiodista le interesa retratar a los poderosos, a los invencibles y a los olvidados. Darle visibilidad a lo que nadie quiere mirar. Hace unos meses tuvo un "crush" con un maestro que es músico, tiene el cuerpo tatuado y un gran anillo en forma de cráneo. Descubrió entonces que es sapiosexual, gusta del intelecto. Fue becaria del Programa Prensa y Democracia (Generación PRENDE Cultural, Primavera 2016) y estudió la Maestría en Comunicación en la IBERO.
  • Un grito ahogado Anoche había sombreros, pero no hubo revolución. Había crestas punk, pero no hubo actos de rebeldía. Había coronas hippies con flores, pero no había amor y paz. Fue un grito como cualquier otro, tan protocolario como la misma política. Una plancha del Zócalo diseccionada por la masa. Medio vacía y nada alegre, lo correcto era […] 2 responses septiembre 16, 2018
  • De cómo el desierto me secó la libido En este memoir, Bicky Ramírez narra cómo, aunque haya mucho apetito sexual salpicado de amor, el desierto sonorense es tierra infértil para que crezca cualquier cosa (al menos desde su experiencia). Fue uno de esos viajes que me dejó más allá que acá. Un viaje que me hizo sentir más sola que acompañada. Un viaje […] No responses mayo 14, 2018
  • Doña Tere la soltera o el arte de batir arroz Dice el refrán mexicano: “Con la que entienda de atole y metate, con ella cásate”. A Tere no se le da cocinar y no llegó al altar, pero novios no le han faltado, como Jesús, el piloto colombiano que le regaló un tarro de café y luego desapareció al tercer día. ¿Por qué a esta […] 2 responses febrero 14, 2017
  • Cuarenta y veinte. Mi amor platónico, sus manos callosas En este memoir, el profe, un hombre tatuado, rockero y misterioso que rompe con el estereotipo del académico sabiondo, parece no saber lo que significa el amor sapiosexual. Oye, ¿te refieres a la clase de mi hombre? Así comenzó todo, cuando le otorgué el título de propiedad. Algo que sólo yo sabía se convirtió en […] One response febrero 14, 2017
  • Mi oficina es el panteón Cuando le llegue la muerte, Elena prefiere quedarse petrificada en su cama antes que verse encerrada en un ataúd. Junto con Don Luis, Edson y Eduardo trata a diario con restos humanos. El panteonero no pierde la sonrisa mientras exhuma cuerpos y arregla las fosas del cementerio de Cuatro Caminos. La pareja de embalsamadores trabaja […] 3 responses noviembre 15, 2016